Habitación de Lola: Antes y Después

Habitación de Lola: Antes y Después

Todo empezó retirando el vinilo desgastado de los pisos para pintar de blanco la madera, techo y detalles en la ventana. El tono gris a mitad de pared es versátil, neutral. Va muy bien con los toques de color presentes en las diferentes texturas de almohadas, cobija y alfombra.

Se compró una cama de segunda mano que fue trabajada con blanco metalizado, ubicada cerca de un taburete y cesta para guardar, que hace juego con los demás accesorios estilo vintage.

El diseño del escritorio, un pequeño banco, su rincón de lectura y el armario, son piezas Ikea que tienen las proporciones ideales para lograr un ambiente donde Lola puede usar sus juguetes cómodamente.

Después del cambio, este es un lugar donde la creatividad no tiene límites.

Vía avenuelifestyle

CuartoNinaVersatil