UN SALÓN DE TRES COLORES

UN SALÓN DE TRES COLORES

Este pequeño salón es una muestra de que no se necesita demasiado para hacer un lugar muy hermoso. Para hacerlo bastó con pocos elementos, incluso, una paleta de tres colores. Con blanco, gris y menta se creó un comedor con un diseño sumamente atractivo, con sillas de distintos modelos y toques decorativos que contrastan a la perfección.

Vía lagarbatella